Le pain de mie

Ya sabéis que a menudo preparo pan casero. Mientras estamos de vacaciones en Francia, me he comprado varios libros de recetas, y uno de ellos va de panes. 80 recetas de panes diferentes – una delicia del libro. Ayer preparé el pan de miga, ideal para los desayunos, tostadas, tostadas francesas…. Me ha salido buenísimo! Ligeramente tostadito, con mantequilla y un poco de miel es realmente rico. Es como me gusta desayunar habitualmente. Y sobre todo si el pan lo he hecho yo misma.

Os invito a que lo probéis.

 

Ingredientes:

  • 600 g de harina tamizada
  • 20 g de levadura fresca de panadería
  • 20 cl de leche
  • 10 cl de agua templada
  • 1 cucharilla de sal
  • 30 g de azúcar
  • 1 huevo + 1 huevo para untar
  • 30 g de mantequilla + un poco para el molde
  • semillas de amapola u otro cereal para decorar

La preparación de la masa os llevará poco pero tendrá que reposar alrededor de 2 horas y media. Para empezar desharemos la levadura en el agua templada (24ºC), añadiremos la leche, el azúcar y la sal. Hay que removerlo hasta que el azúcar y la sal se deshagan por completo.

En un bol grande o directamente sobre la mesa o superficie de trabajo, ponemos toda la harina formando un montoncito. En el medio hacemos un “crater” y vamos echando dentro la mezcla de la levadura, trabajandolo todo con al otra mano. Seguidamente añadimos la mantequilla deshecha y el huevo. Mezclamos todo bien y empezamos a amasar. Hay que amasar unos 15 minutos. Armaros de paciencia y amasar con cariño y amor 🙂 Gracias a esta etapa el pan tendrá una costra deliciosa y saldrá como debe ser.

Una vez hemos acabado con el amasado, dejaremos la masa en el bol, la taparemos con un paño húmedo  y lo pondremos en un lugar seco y sin corrientes (preferiblemente a 25ºC) durante 1 hora y media. La masa doblará en volumen. 

Sacaremos la masa sobre la mesa y sin trabajarla mucho, sino solo sacar el aire, la partiremos en dos partes. Formaremos dos rollos y los colocaremos en dos boldes engrasados. Según el libro los moldes para este pan deben ser cuadrados, pero pueden ser rectangulares o redondos también. Yo tenía a mano un molde rectangular y otro redondo, así que hice dos panes. Una vez colocada la masa dentro del molde, volvemos a taparlo con el mismo paño y los dejamos reposar una hora más. La superficie del pan será brillante y lisa.

Una vez pasada esta etapa, untamos los panes con huevo batido. Podemos utilizar algún cereal para decorar el pan, yo he usado semillas de amapola en uno de ellos. En el otro hice cortes en diagonal para que saliera más bonito. Metemos los panes en el horno precalentado a 200ºC y horneamos unos 40 minutos. Si los panes se doran demasiado, taparlos con papel de aluminio.

Este pan huele de maravilla, la costra es super crujiente y apetitosa, sale realmente precioso y como dice su nombre, tiene mucha miga. Recuerda un poco el brioche clásico, pero menos dulce y no tan esponjoso.

Os lo recomiendo!

Anuncios

Acerca de Uliana

Soy una amante de la cocina y de la comida
Esta entrada fue publicada en Cocinas del mundo, Francesa, Panes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s