Tarta de chocolate y crema de pistacho

Volviendo al tema del chocolate, quería hacer la tarta Sacher pero a mi marido no le gusta demasiado la combinación de chocolate y fruta, por lo tanto decidí llegar a un compromiso e inventé esta riquísima tarta juntando la receta base de Sacher y crema de pistacho de mi colega Bernard (ver aqui)

Debo decir que ha sido un éxito y tanto mis suegros como mi marido e incluso su hermano y mi cuñada a los que no les gustan mucho las tartas (cosa muy rara en esta familia jeje), se la han comido con placer y me han dicho que está buenísima. La verdad es que ha salido muy muy rica. En su justo punto de azúcar, las proporciones de pistacho y chocolate han sido perfectas y además un buen matrimonio, lo bastante húmeda y suave como para disfrutarla de verdad. Así que adelante a los que os gustan pasteles elaborados y que se salen fuera de lo habitual!

Ingredientes para el bizcocho:

  • 170 g de mantequilla
  • 6 huevos
  • 170 g de azúcar
  • 150 g de chocolate amargo para postres
  • 30 g de harina
  • 1 sobre de levadura química
  • 70 g de pan rallado

Ingredientes para la crema de pistacho:

  • 100 g de pasta de pistacho (para preparar la pasta de pistacho hacen falta 125 g de pistachos crudos pelados, 65 g de azúcar, 15 ml de agua y 30 g de almendras molidas, así como una cucharadita de aceite vegetal)
  • 150 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar glass
  • 1 clara de huevo (grande)
  • 125 g de azúcar
  • 35 ml de agua

Ingredientes para la cobertura y el relleno:

  • 250 g de chocolate blanco
  • 200 g de nata líquida (30%)
  • 2 cucharas de pasta de pistacho
  • 1 paquete (200 g) de pasta de almendra (mazapan)
  • 5 cucharas de cognac y 4 cucharas de mermelada líquida (yo prefiero siempre la de fresa o albarocoque) para humedecer el bizcocho

Uff, creo que no me olvido nada 🙂

Empecemos por el bizcocho. Tomároslo con calma porque esta tarta es bastante elaborada y requiere paciencia y tiempo. Batimos la mantequilla con las yemas de huevo y el azúcar hasta obtener una masa esponjosa. Añadimos el chocolate deshecho al baño María o en microondas. A continuación añadimos la harina mezclada con la levadura, y el pan rallado. Por último incorporamos las claras montadas a punto de nieve. Removemos todo con cuidado con movimientos envolventes hasta que las claras de incorporen perfectamente.

Ponemos la masa en un molde (debe ser algo grande, mejor de 26 o 28 cm porque la masa sube mucho) redondo desmontable y engrasado, y horneamos entre 30 y 40 minutos a temperatura 180ºC.

Una vez hecho el bizcocho, lo dejamos enfriar encima de una rejilla (primero un rato dentro del molde, y cuando esté listo para desmoldar, lo colocamos encima de una rejilla).

Ahora podemos empezar con la pasta de pistacho. Podéis comprarla hecha, pero suele ser difícil de encontrar, así que es más rápido y más barato hacerla en casa y os contaré cómo.

Para empezar tostamos nuestros pistachos crudos unos 10 minutos a temperatura 150ºC. Enfriamos y los ponemos en un bol, y mientras preparamos el sirope. Calentamos el azúcar con el agua hasta que llegue a la temperatura de 121ºC (utilizamos el termómetro de cocina). En este momento echamos el sirope dentro del bol con los pistachos. Removemos todo rápido, el azúcar se caramelizará y quedará blanco como en la foto. Metemos esta mezcla en el robot (trituradora), añadimos el aceite y las almendras, y lo trituramos bastante rato para que quede una masa muy fina. Ya tenemos nuestra pasta de pistacho lista. Lo bueno que tiene es que se conserva bastante tiempo y no necesita frio.

Ahora preparamos la crema. Ablandamos la mantequilla y la batimos con el azúcar glass. Añadimos la pasta de pistacho a gusto (pueden ser 2 o más cucharas llenas), removemos bien. Preparamos el merengue italiano: calentamos el azúcar con el agua hasta la temperatura de 117ºC y lo echamos con un hilito dentro del recipiente con la clara de huevo montada ligeramente. Mientras lo hacemos, no podemos parar de batir. Seguimos batiendo hasta que el merengue se monta y se enfría hasta 50ºC más o menos. Ya tenemos nuestro merengue italiano hecho y lo incorporamos a la mezcla de mantequilla. Mezclamos bien y metemos la crema resultante en la manga pastelera con boquilla redonda ancha. También podéis simplemente untarla en el bizcocho, pero así queda más homogéneo y mejor repartido.

Volvamos al bizcocho. Ahora que ya está frío, lo cortamos en dos partes (dos capas) con ayuda de un cuchillo largo y ancho o con un hilo de pastelería. Mezclamos el cognac con la mermelada y empapamos los dos bizcochos por dentro con esta mezcla. Dejamos 5 minutos para que se empape bien.

A continuación colocamos una de las capas de bizcocho (la de abajo) encima de la rejilla y exprimimos la crema de pistacho encima en forma de espiral empezando desde el centro. 

A los que no os gusta la pasta de almendras (mazapán) podéis suprimirlo, pero con el la tarta queda aún más rica. Yo tenía un bloque de tres colores, pero el color no importa mucho aunque en este pastel el verde habría quedado perfecto. Solo tenemos que estirar el bloque de la pasta de almendras espolvoreándolo con azúcar glass, y luego cortar un círculo del mismo tamaño que la tarta. Colocamos este círculo encima de la crema y tapamos con la segunda mitad del bizcocho.

Ahora solo queda decorarla. Para ello he elegido la crema ganache de chocolate blanco y he fabricado unas flores y hojas de la pasta de almendra que me sobró. Eso sí, de color verde 🙂

Desmeduzamos el chocolate blanco y lo ponemos en un bol. Calentamos la nata hasta que empiece a hervir y la añadimos al chocolate. Mezclamos bien hasta que el chocolate de deshuelva. Añadimos un par de cucharas de pasta de pistacho y volvemos a remover. Dejamos que se entibie un poco y untamos esta crema encima del bizcocho.

Podemos partir algunos granos de pistachos crudos y colocarlos por encima de la tarta para darle un toque crocante. Y luego las flores y las hojas. Y ya tenemos nuestra obra de arte lista! 🙂 Dejad el pastel en la nevera toda una noche para que los sabores se mezclen bien. Al día siguiente estará más rico.

Cortamos, comemos, cerramos los ojos…..mmmmm disfrutamos 🙂

Anuncios

Acerca de Uliana

Soy una amante de la cocina y de la comida
Esta entrada fue publicada en Cocinas del mundo, Internacional, Para el té, Postres, Repostería y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Tarta de chocolate y crema de pistacho

  1. Inma dijo:

    ¡Qué preciosidad! Enhorabuena!!!

  2. Maria Elisa dijo:

    eres increible, apenas te encuentro y no se por donde empezar.. mi mama amara esta receta… muchas gracias por compartirla…!

    • Uliana dijo:

      Querida Maria Elisa! Muchas gracias por tus comentarios y me alegro mucho de que te haya gustado tanto mi blog. Ya me dirás si le ha gustado a tu mama esta tarta 😉 un besito!

  3. nicolas dijo:

    Hola… Muy buena receta… Para cuantas personas esta pensada esta receta?

    Quero hacerla para el cumpleaños de mi madre…

    Saludos y muchas gracias

    • Uliana dijo:

      Hola Nicolas!
      Gracias por visitar mi blog e interesarte por mis recetas. Esta tarta en concreto está pensada para 6-8 personas, según los trozos. Normalmente salen 8 trozos, pero si sois golosos y os gustan trozos más grandes, serán 6:) Un abrazo y espero que te salga muy buena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s