Pan de Pascua – “Kulich”

El domingo pasado celebramos la Pascua ortodoxa. Es una tradición en mi familia poner una mesa espectacular y hacer muchos pasteles, así como pintar huevos y hacer “Kulich” ese día. “Kulich” es el típico pan de Pascua que se prepara para celebrar esta fiesta religiosa. Es similar al Panettone italiano o al brioche francés, pero nosotros lo preparamos solo para la Pascua.

Una de mis mejores amigas rusas me dió esta receta y al probarla me ha encantado. Normalmente el “Kulich” es muy esponjoso, pero esta receta lleva nata y pocos huevos, y eso hace que se parezca más al pan, es más compacto pero resulta más interesante de sabor.

Este año hemos celebrado la Pascua con muchos pasteles como siempre, mi tía y mi madre se pasan dos días enteros cocinando. Hacen pasteles salados, dulces, “Kulich”, pintan huevos…. Es todo un proceso y es una fiesta muy familiar que solemos celebrar con mucho cariño.

Ingredientes:

  • aprox. 2,5 vasos de harina
  • 3/4 vaso de nata (200 ml)
  • 100 g de mantequilla
  • 0,5 vaso de azúcar + 0,5 vaso de azúcar (para la cobertura)
  • 2 huevos + 2 claras de huevo
  • 1,5 cucharilla de sal
  • 35 g de levadura de panadería
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • 1/2 vaso de pasas, nueces molidas o almendras, y naranjas confitadas.
  • confetti de colores para la decoración

Para empezar hemos de preparar el fermento. Para ello calentamos la nata hasta que esté templada, deshacemos la levadura en ella, añadimos 1 cuchara de azúcar y 1/3 vaso de harina, mezclamos bien, tapamos y dejamos reposar entre media y una hora en un lugar sin corrientes.

Mientras separamos las yemas de las claras. Mezclamos las yemas con la mitad del azúcar, la sal, azúcar vainillado y mantequilla ablandada. Montamos las claras a punto de nieve con el resto del azúcar.

Cuando el fermento haya subido y doblado volumen, lo incorporamos a la masa de yemas, mezclamos bien. A continuación añadimos las claras montadas y volvemos a remover bien.

Luego llega el turno de la harina. Añadimos toda la harina y mezclamos todo bien. Tapamos y dejamos reposar un par de horas. La masa doblará o casi de volumen.

Ahora es cuando añadimos los frutos secos enharinados y las nueces o almendras en polvo y amasamos.

Llenamos los moldes (como la masa sube mucho he puesto papel vegetal en los bordes, pero si tenéis moldes con bordes altos, no hace falta) hasta 1/3 y volvemos a dejar que la masa repose. Una vez haya doblado en volumen, pintamos con un poco de huevo batido y horneamos los “Kulich” a 180ºC durante unos 30-40 minutos. Tapadlo con un trozo de papel de aluminio, ya que se dorará rapidamente.

Cuando el pan se haya enfriado, decoradlo con claras montadas a punto de nieve con azúcar y bolitas de azúcar. Dejad que la cobertura se seque bien y se endurezca. Ya podéis servirlo 🙂 Es fantástico como desayuno. Podéis añadir un poco de esencia de naranja, estará aún más rico.

Anuncios

Acerca de Uliana

Soy una amante de la cocina y de la comida
Esta entrada fue publicada en Cocinas del mundo, Panes, Repostería, Rusa y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s