Pastas de albaricoque dietéticas

Estas pastas sí que son para cuidar la dieta aunque también son bastante energéticas, pero toda la energía que tienen es sana y fácil de quemar. Encontré estas pastas en un libro de recetas para vegetarianos. Me pareció muy interesante, aunque no soy vegetariana, pero unas pastas naturales, sanas y además ricas es un plato apto para cualquier dieta, sea vegetariana o no. Así que las preparé, aunque es cierto que modifiqué algunos ingredientes, pero muy pocos, y han salido muy bien. Son perfectas para desayunar, aunque también pueden servir como merienda.

Ingredientes:

  • 225 g de harina integral (yo uso ecológica)
  • 50 g de frutos secos variados (yo he usado almendra molida)
  • 100 g de margarina vegetal (he usado mantequilla)
  • 4 cucharas de agua (he usado un huevo)
  • leche de soja para engrasar
  • 225 g de orejones de albaricoque (he puesto también algunas ciruelas pasas)
  • 300 ml de zumo de manzana (he usado el de naranja)
  • 1 cucharita de canela en polvo
  • ralladura de 1 naranja
  • 50 g de pasas

Para empezar preparamos el molde. Es mejor que sea cuadrado de unos 23 cm. Lo engrasamos con aceite vegetal. Para preparar la pasta mezclamos la harina con los frutos secos molidos con la mantequilla (o margarina) troceada y blandita, lo trabajamos todo con las manos hasta obtener una consistencia de pan rallado o migas.

Agregamos el agua (o el huevo un poco batido) y formamos una pasta suave. La envolvemos en papel film transparente y la guardamos en frio unos 30 minutos.

Mientras preparamos el relleno. Ponemos los orejones, la ralladura de 1 naranja y el zumo en un cazo y llevamos a la ebullición. Lo cocemos durante 30 minutos a fuego suave o hasta que los orejones se ablanden. Dejamos que se entibie y hacemos un puré. Añadimos la canela y pasas enteras.

Dividimos la pasta en dos partes iguales. Extendemos una mitad con el rodillo y forramos el molde.

Extendemos el pure de albaricoque por encima uniformemente.

Estiramos la otra mitad de la pasta y tapamos el relleno. Presionamos los bordes para que sellen.

Pinchamos la parte superior de la pasta con un tenedor y la pintamos con un poco de leche de soja (o leche normal, o huevo). Cocemos el pastel en el horno a 200ºC unos 20-25 minutos, hasta que esté dorado.

Dejamos que se enfrie completamente y lo cortamos en trozos rectangulares. Servimos y comemos!!

Un vaso de leche y una pasta de estas es un desayuno fantástico y nutritivo. Ya véis que las pastas no tienen azúcar añadido, sino solo el que llevan los albaricoques, y la pasta es de harina integral. Así que podéis comerlas sin miedo y sin remordimientos de conciencia por saltaros la dieta 🙂 Son unas barritas energéticas caseras fantásticas!

Anuncios

Acerca de Uliana

Soy una amante de la cocina y de la comida
Esta entrada fue publicada en Para el té, Repostería y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s