Stollen – pan alemán navideño

Siguiendo el tema navideño, me he propuesto hacer los dulces más típicos navideños internacionales, pero de momento voy a limitarme a Europa 🙂 Esta semana toca el Stollen navideño alemán. Hace tiempo que quería prepararlo. Tengo familia en Alemania y siempre me mandan uno por Navidad, aparte de que aqui también ya se puede comprar. Es un dulce bastante potente pero …… qué bueno!!!!! La ventaja que tiene es que se conserva durante mucho tiempo y cuanto más tiempo está sin consumir, más rico se vuelve. Este delicioso pan tiene su historia. Lleva más de 600 años haciéndose y tiene la curiosa forma de un niño recién nacido envuelto en pañales :). Al principio este pan era un producto bastante austero porque estaba hecho solamente a base de harina, aceite y agua. Se debía a que durante la temporada de adviento se ayunaba y algunos de los ingredientes que no se podía consumir eran la leche y la mantequilla. En el siglo XV uno de los Papas permitió que el aceite se sustituyera por la mantequilla a cambio de que cada vez que se hiciera un Stollen, se asignara una cantidad de dinero a la Iglesia para construir la catedral de Freiberg. Con los años se fueron añadiendo más ingredientes, como los frutos secos, las almendras. Ahora este pan está en cada casa alemana y seguramente en muchas casas europeas también. En mi casa seguro que no falta. Os presento la receta de Stollen  con mazapán.

Ingredientes (para 2 Stollens de 1 kg cada uno aproximadamente):

  • 240 ml de leche tibia
  • 2 sobres de levadura de panadería (o 25 gramos de levadura fresca)
  • 1 kg de harina
  • 240 g de azúcar
  • 340 g de mantequilla + 3 cucharas para untar
  • 3 huevos
  • 1/2 cucharilla de sal
  • ralladura de 1 limón o naranja
  • 200 g de pasas
  • 200 g de almendra molida
  • 150 g de fruta escarchada
  • 100 ml de ron
  • unas gotas de esencia de naranja o almendra
  • 1 paquete de mazapán preparado
  • azúcar glass para espolvorear

Bien, como ya había dicho en algún post anterior, para preparar platos de masa con levadura, hace falta estar de buen humor, tener ganas de cocinar y mucha paciencia. Os aviso de que esta receta requiere tiempo y paciencia, así que armaros de ellos y entonces, y solo entonces el Stollen os saldrá bien 🙂 Tomároslo con calma, prepararos una buena taza de té y a por el!!! 🙂

Deshacemos la levadura en la leche tibia  y cuando esté deshecha, añadimos una taza de harina y lo removemos bien. Tapamos con un paño y lo dejamos fermentar en un lugar seco y sin corrientes (podéis meterlo en el horno, pero sin encenderlo por supuesto :)) Ahora hemos de esperar 1 hora para que la levadura haga su trabajo y fermente. Pasado este tiempo veréis burbujitas que se habrán formado en la superficie de la mezcla.

Esto quiere decir que la mezcla está lista para seguir con el proceso de la preparación del Stollen.

En un bol grande mezclamos la mantequilla ablandada con el azúcar hasta conseguir una crema, añadimos la ralladura de naranja o limón, la esencia de almendra o naranja (como os guste), la sal y los huevos uno por uno. Removemos todo bien y añadimos el fermento y el resto de la harina poco a poco. La masa resutante debe quedar espesa, lisa y no pegarse a las manos.

Amasamos 6-8 minutos hasta que quede bien uniforme, formamos una bolita, la dejamos en el bol, tapamos con el paño y dejamos subir en un lugar seco y sin corrientes. Pasarán 1, 5 horas hasta que la masa doble en volumen.

Prepararos otro té si os apetece y tomaros una galletita para endulzaros la vida un poco mientras la masa va subiendo 🙂 Es lo que suelo hacer yo. Otra cosa que deberemos hacer es preparar la fruta escarchada (cortarla en trocitos) y dejar las pasas en remojo con el ron. Las almendras ya las compro molidas, así que si no es vuestro caso, encargaros también de molerlas. Una vez la masa haya doblado en volumen (quizás no será el doble pero aumentará y lo podréis apreciar),  colamos las pasas y las añadimos a la masa, también añadimos las almendras molidas y las frutas escarchadas. Amasamos todo bien con las manos añadiendo un poco de harina en caso necesario (para que la masa no se pegue a las manos).

Ahora preparamos el mazapán. A mi me encanta el mazapán y por eso lo he usado para esta receta, pero si no os gusta o no lo habéis podido comprar o preparar, el Stollen estará igual de bueno 😉 Yo lo he comprado preparado pero lo podéis hacer en casa si queréis. Solo tenéis que moler la almendra hasta que empiece a soltar aceite, mezclarla con el azúcar (más o menos 50% x 50%) y seguir moliendo hasta que se forme una masa espesa. Ya tenéis listo vuestro mazapán.

Partimos la masa en dos partes. Estiramos cada una de ellas con las manos y le damos forma ovalada de unos 20cm x 40cm. Ponemos el mazapán en medio a lo largo y doblamos la masa en dos. Colocamos los Stollen en la bandeja del horno, los untamos con mantequilla deshecha (3 cucharas aprox.), los tapamos con un paño y los dejamos subir una vez más. Han de estar unos 45 minutos en reposo. Veréis que han aumentado bastante en volumen pasado este tiempo.

Precalentamos el horno a 190ºC y horneamos los Stollen unos 40 minutos. Se dorarán por todos lados y la casa olerá a algo rico y bueno 🙂 Cuando los saquéis del horno y mientras aún están calientes, espolvoreadlos generosamente con el azúcar glass. Dejadlos que se enfríen y guardadlos en una bolsa de plástico hermeticamente cerrada. Aguantan mucho tiempo y no se ponen duros. En Alemania los preparan un mes o dos meses antes de las Navidades para que “maduren” para el momento de consumirlo, pero os digo una cosa: recién hecho es una delicia. Desayuno perfecto o una merienda fantástica. Sale mucho más rico que cualquier Stollen industrial que hayais podido probar.

Todo me sabe y huele a Navidad, y me encatan estos dulces que solo se hacen una vez al año. Es ahí donde está su encanto. Así que ahora que tenemos la posibilidad de disfrutarlos, vamos a hacerlo a tope!!!! 🙂 Y no penséis en los kilos de más, ya tendréis tiempo para bajarlos 😉

Anuncios

Acerca de Uliana

Soy una amante de la cocina y de la comida
Esta entrada fue publicada en Alemana, Cocinas del mundo, Para el té, Repostería y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Stollen – pan alemán navideño

  1. Silvia dijo:

    El stollen es decididamente mi pan de Navidad preferido.

  2. Voy a intentar hacerlo, pienso que me va a salir bien despues les cuento.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s