Panettone

La historia de este riquísimo pan navideño se remonta al siglo XV. Es uno de los dulces más populares en Italia y ahora ya otros países europeos, e incluso en todo el mundo, durante la época navideña. Lo podemos encontrar en todos los supermercados y fabricado de muchas maneras: con chocolate, trufas, crema…, pero el auténtico panettone lleva pasas, frutas confitadas y huele a naranja y limón. Hay varias leyendas relacionadas con este panecillo. Una cuenta que su origen se debe a un joven aristócrata italiano, que para demostrar su amor a la hija de un conocido pastelero de Milán, se hizo pasar por aprendiz de pastelero y inventó este pan, que pronto se hizo popular y se llamaba “pan de Toni” (así se llamaba el aprendiz:)). Y de ahí viene el nombre de “panettone”.

Otra leyenda explica que  un tal Toni que era lavaplatos en la corte de Ludovico il Moro, señor de Milán,  utilizó las sobras de los ingredientes de la cocina para hacer un pan dulce y llevárselo a su casa, pero durante la celebración de la Nochebuena al cocinero principal se le había quemado el postre, y Toni le ofreció servir su pan. Para sorpresa de Toni, este dulce y delicioso pan tuvo mucho éxito y Ludovico quiso saber quién lo había preparado. El cocinero le presentó a Toni y como pan aún no tenía nombre, Ludovico le puso “pan de Toni”.

Su industrialización comenzó en 1919 y se lanzó por toda Italia como dulce típico de Navidad.

El proceso de su preparación es largo, pero como todas las recetas que presento aqui, os aseguro que el resultado merece la pena. Si tenéis tiempo y ganas, os saldrá un panettone riquísimo, esponjoso, dulce y aromático. A mi me encanta disfrutarlo para el desayuno, con una buena taza de café con leche y un poco de mantequilla untada por encima. Es delicioso!!! Y huele a Navidad!!! 🙂

Ingredientes:

  • 1 taza de leche tibia
  • 30 g de levadura fresca
  • 2 cucharas de azúcar + 1 vaso y medio de azúcar
  • 1 kg de harina tamizada
  • 250 g de mantequilla
  • 10 huevos + 1 huevo para untar
  • 1/2 cucharilla de sal
  • esencia de naranja
  • un chorrito de vino dulce (tipo Moscatel)
  • ralladura de 1 naranja y 1 limón
  • 200 g de frutas confitadas
  • 200 g de pasas rubias o negras

Para empezar desharemos la levadura en una taza de leche tibia y 2 cucharas de azúcar. Dejaremos en un lugar sin corrientes para que la levadura empiece a fermentar. Pasada media hora más o menos, veremos que se han formado burbujitas en la superfície del fermento. Esto quiere decir que ha empezado el proceso de fermentación y podemos seguir con la receta.

En un bol grande tamizamos 800 g de harina, añadimos el fermento, los huevos, el azúcar (1 vaso y medio), la mantequilla derretida, ralladura de naranja y limón, la esencia de naranja y un chorrito de vino dulce. Lo amasamos todo muy bien, tapamos con un paño limpio y dejamos en un lugar sin corrientes para que suba. Debe aumentar su volumen en 1,5 veces aproximadamente.

Se venden moldes especiales para panettone que son de papel y con bordes altos. Si tenéis moldes como estos, no hace falta engrasarles ni hacerles nada, sino que colocar la masa dentro y dejar subir, pero si no, como en mi caso, podéis hacer servir moldes desmontables normales, colocándoles una tira de papel de hornear en los bordes en la parte interior. Hay que engrasarlo todo bien por dentro. Cuando la masa haya subido (aproximadamente harán falta 1, 5 – 2 horas), la sacamos del bol encima de la mesa de trabajo espolvoreada con harina, la añadimos las pasas y frutas confitadas cortadas en trocitos y el resto de la harina (200g), lo amasamos todo bien hasta que las frutas se integren, y vamos añadiendo más harina si hace falta. La masa debe ser muy esponjosa, debe “respirar” en las manos. Cuando hayais acabado este proceso, partid la masa en partes para llenar los moldes preparados 1/3 aproximadamente.  Ahora es cuando debemos dejarla subir una vez más. Normalmente lo meto en el horno (sin encender) porque ahí no hya corrientes. Dejadlo 1-1,5 horas más hasta que suban bien y llenen al menos 2/3 del molde. Una vez hayan subido lo suficiente, los untamos con un poco de huevo por encima, precalentamos el horno a 180ºC y cuando esté caliente, metemos los panetonnes dentro. Horneamos unos 50 minutos. Veréis como huelen!!!!! Se dorarán y tendrán una costra crujiente y muy brillante. Al sacarlos del horno, los dejamos enfriar un rato y los desmoldamos. Se puede decorar con glasa de azúcar o azúcar glass simplemente, pero a mi me gusta sin nada. Estos panes tienen de todo dentro, y no hace falta añadirles nada.

Disfrutad de este buenísimo pan dulce navideño!

Anuncios

Acerca de Uliana

Soy una amante de la cocina y de la comida
Esta entrada fue publicada en Cocinas del mundo, Italiana, Repostería y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Panettone

  1. vclarembaux dijo:

    Uli,
    Tu Panettone te ha quedado de concurso!! te admiro porque yo no me atrevería a hacerlo jejeje.
    Están super interesantes las historias, no las conocía.
    Un beso!

  2. Uliana dijo:

    Gracias guapa!!! La verdad es que si, ha quedado bonito y rico-rico. Mucho mejor que los industriales. Ha aguantado más de una semana pero ya nos lo hemos comido. En realidad no es tan difícil, solo hay que tener paciencia:))) Besitos guapi!!

  3. celia dijo:

    porque no encuentro nada para imprimir la receta. me encanta la receta muchísimas gracias. lo haré para navidad.

  4. ani dijo:

    Hola, lo estoy haciendo y al releer la receta no veo cuando pones la sal, y es que yo tampoco la he puesto, espero que salga bien igualmente.felices fiestas!!

    • Uliana dijo:

      hola! Muchas gracias por visitarme y confiar en mis recetas. Respecto a la sal, se me habrá pasado, lo siento, pero realmente no es tan importante. seguro que te sale igual de bueno!! Espero que me lo comentes. Un saludo y felices fiestas!!

      • ani dijo:

        me quedó buenísimo, por las cantidades que pone la receta me salieron dos panettones grandes y en vez de fruta escarchada que no nos gusta pele dos mandarinas y un limón , corté las pieles a cuadraditos diminutos y con mantequilla y azúcar los caramelicé en una sartén, ya te digo que gustaron mucho y una textura auténtica.

  5. Uliana dijo:

    Wow!!!!! Qué bien! Me alegro muchísimo de que te saliera tan bueno, y muy buena idea con las pieles de cítricos caramelizadas!! Hago algo parecido cuando no las consigo encontrar en el supermercado. Gracias por confiar en mis recetas!! Un abrazo y feliz año!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s