Cannelés Bordelais

Mientras estuve de vacaciones en Francia este verano, me dediqué (como no) a recorrer todos los supermecados y tiendas colindantes en busca de moldes y utensilios de cocina que no puedo encontar aqui 🙂 Tuve varios aciertos y me hice con una cocotte enorme y preciosa, pero en lo que se refiere a los moldes, compré este molde fantástico que hace tiempo que buscaba. Se trata del molde para cannelés.

Son unos pastelitos originarios de la región de Bordeaux que tienen una característica especial. En su origen los moldes son individuales y de cobre, solo así los pastelitos salen como deben salir: húmedos por dentro y con una costra crujiente por fuera, pero lamentablemente esos moldecitos son muy difíciles de encontrar y tuve que conformarte con los moldes de silicona, que son los que ofrece el mercado hoy en día.

Y por fin encontré tiempo para prepararlos y estrenar el molde! Así que aqui os dejo la receta.

Ingredientes (para 24 unidades):

  • 1 litro de leche
  • 1 huevo + 4 yemas
  • 500 g de azúcar glass
  • 250 g de harina
  • 3 cucharitas de ron
  • 5 gotas de extracto de vainilla (o un poco de azúcar avainillado)
  • 20 g de mantequilla para untar los moldes

La preparación de estos pastelitos es algo laboriosa porque la masa se tiene que dejar reposar durante 24 horas en frio. Por lo demás no tiene mucha dificultad aunque algunos pasteleros franceses dicen que no son fáciles de preparar. Yo creo que lo hacen para darse importancia jeje.

Mezclamos en un bol el huevo con las yemas, el azúcar, vainilla, el ron y la leche. Lo removemos todo bien. A continuación tamizamos la harina y volvemos a remover bien.

La masa será bastante líquida, como para crêpes. La tapamos con film transparente y la metemos en la nevera durante 24 horas.

Al día siguiente, cuando haya pasado el tiempo necesario, encendemos el horno y lo ponemos a 150ºC. Untamos el molde con mantequilla. Removemos bien la masa y llenamos los moldes hasta 3/4 cada uno.

Lo introducimos en el horno durante 1h 30 minutos. Se puede dejar incluso un poco más para que los pastelitos se doren bien. De todas formas en un molde de silicona no se dorarán tan bien como en uno de cobre, pero igualmente salen muy buenos.

Pasado este tiempo sacamos los cannelés del horno y les dejamos enfriar unos 10 minutos. Volcamos el molde. Los cannelés deberían salir solos sin forzar. Dejamos que enfríen un poco más, pero lo mejor es consumirlos aún templados. La combinación de la costra crujiente y el interior blandito es muy interesante y agradable. Podéis servirlos con una salsita de frutos rojos pero en realidad se sirven tal cual. Con el tiempo se ablandan por la humedad que contienen, así que es preferible consumirlos cuanto antes.

Si no queréis preparar tantos cannelés, calculad la mitad de los ingredientes. Yo lo hice y me salieron 15 pastelitos en lugar de 24. Están muy buenos y creo que el molde que he comprado se va a amortizar 🙂

Bon appétit!

Anuncios

Acerca de Uliana

Soy una amante de la cocina y de la comida
Esta entrada fue publicada en Cocinas del mundo, Francesa, Para el té, Postres y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cannelés Bordelais

  1. vclarembaux dijo:

    Qué ricos se ven! Me encantan tus recetas, salen de lo convencional y aprendo de nuevas gastronomías 😉
    Un beso

  2. Uliana dijo:

    Hola guapa! Muchas gracias por tus comentarios siempre tan agradables:) Me alegro mucho de que mis recetas sean útiles y gusten. Espero que las disfrutes. Un besito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s