La Coca de San Juan

Sin duda a estas horas estamos a la espera de la verbena de San Juan: fiesta, diversión, cava y ….coca. Si, ella!!! La que comemos una vez al año y hemos de esperar 365 días para poder pegarle un bocado:) Claro que sabiendo cómo se prepara nos podemos permitir un caprichito en otras épocas del año, y por eso quiero compartir con vosotros esta receta. Requiere tiempo y paciencia, pero el resultado merece la pena:) Recien hecha, crujiente, aromática…..mmmmmm! La acabo de sacar del horno y no sé si voy a poder esperar a la noche….:)

Ingredientes para la masa:

  • 25 g de levadura fresca de panadería (la podeis comprar en el super o en vuestra panadería)
  • 50 ml de leche templada
  • 2 huevos
  • 100 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla (consistencia pomada)
  • 100 g de almendra molida
  • unos 400 g de harina
  • ralladura de 1 limón
  • sal a gusto
  • media cucharadita de canela en polvo
  • semillas de anis
  • piñones y/o almendras fileteadas
  • otro pequeño huevo para untar (yo utilizo el de codorniz)

Ingredientes para las naranjas confitadas:

  • 2 naranjas cortadas en rodajas finas
  • 150 g de azúcar
  • 1 vaso de agua

Mezclamos la levadura con la leche templada en un bol.

En otro bol aparte batimos los huevos con el azúcar, ralladura de 1 limón, sal y la mantequilla. Añadimos un poco de canela.

Juntamos las dos mezclas y añadimos la almendra. Removemos bien y vamos añadiendo la harina poco a poco hasta que la masa espesa y formamos una bola con las manos.

Dejamos reposar la masa durante 4 horas. Tiene que doblar el volumen. Es importante que mientras sube, esté en un sitio sin corrientes de aire  y tapado.

Así tiene que quedar después de 4 horas.

Mientras la masa sube, preparemos las naranjas. Las lavamos y cortamos en rodajitas finas directamente con la piel. Preparamos un cazo con azúcar y agua, lo ponemos al fuego. Cuando empieza a hervir, introducimos las naranjas y dejamos que hierva una media hora, hasta que la piel de las naranjas de ablande y se vuelvan un poco más oscuras a causa de la caramelización.

Después colamos el sirope de las naranjas y las dejamos escurrir. El sirope no lo tiramos, sino lo reservamos aparte.

Cuando la masa haya subido, la partimos en dos partes (es más manejable) y estiramos cada una en forma de coca o en forma que más os guste, pero sin ser demasiado fina.

La untamos un poco con huevo, esparcimos por encima un poco de anis, colocamos la naranjas confitadas de una forma bonita, por encima ponemos los piñones, almendras laminadas y untamos todo con el sirope de las naranjas.

La intriducimos al horno precalentado a 180ºC y horneamos unos 20 minutos. Ya vereis que la coca se dorará y cuando esté bien doradita, se puede sacarla del horno. Dejadla enfriar un poco y sorprended a vuestros invitados con una coca casera! ¿Donde está el cava fresquito? 🙂 Feliz verbena a todos!

Anuncios

Acerca de Uliana

Soy una amante de la cocina y de la comida
Esta entrada fue publicada en Cocinas del mundo, España, Repostería y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s